Cómo combinar una alfombra Kilim

mayo 29, 2018

Seguramente os preguntéis que hago haciendo una entrada en el blog sobre alfombras cuando el verano se encuentra prácticamente a la vuelta de la esquina, pero hablar de kilims es hablar de un elemento con gran poder decorativo valido para cualquier época del año y perfecto para dar personalidad a cualquier rincón por austero que sea. 





Evidentemente las alfombras de fibras naturales son perfectas para estas fechas, pero si hay que hablar de dar color y de dar un toque más sofisticado con una pieza de estas características, vestir nuestros espacios con kilims es siempre una muy buena opción.


Y te cuento por qué;


  • La principal característica que lo hace único es por su manera de fabricación ya que se trata de un tipo de alfombra artesanal.
  • Aunque están fabricadas con fibras naturales como el algodón y la lana, los kilims son alfombras por lo general muy livianas, ya que no tienen pelo con lo cuál son más frescas y de ahí nuestra excusa perfecta para hacernos con una incluso ahora a la llegada del verano. 
  • Su origen es Persa, producidos principalmente por nómadas, y algo que me ha llamado especialmente la atención, es que antiguamente el kilim era considerada una alfombra de baja categoría ya que el proceso de fabricación es más sencillo. 
  • Da un toque completamente original y colorido, es de los pocos elementos decorativos, que destaca allá donde lo coloques, ya sea como alfombra... como tapiz... cubre cama... son super vesátiles y crean espacios decorados realmente llenos de personalidad.
  • Tanto si quieres crear un ambiente más boho...o darle un toque vintage dotandolo de cierto exotismo estas piezas encajan tanto en interiores como exteriores.
  • Sus colores y formas geométricas hacen de ellos una pieza exuberante y exótica.


 ¿Cómo combinar un Kilim?


  • Estás de suerte! porque allá donde coloques uno de ellos, crearás espacios realmente llamativos en los que dotarás de vida y personalidad.
  • Lucen genial sobre pavimentos muy claros o maderas. 
  • Me rechifla incluirlos en cocinas, las hace completamente diferentes.
  • A la entrada de una casa para causar un primer efecto wow!
  • En dormitorios a los pies de la cama o pasilleras en vestidores, a los pies de un aparador o por supuesto en pasillos.
  • Separando zonas en un mismo espacio. No tengas miedo a incluir varias alfombras en un mismo lugar!! 
Y aquí te enseño unos ejemplos que te inspirarán.






¿Y si superponemos alfombras de dos tipos diferentes?

Es la tendencia en kilims por excelencia y por la que me muero de llevar a cabo.
Esta opción crea un efecto visual super original y eleva la decoración del espacio creando un ambiente super exclusivo y con mucho gusto.
Coloca tu kilim sobre una alfombra de mayor tamaño, las alfombras de yute o cualquier otra de fibra natural son mis preferidas para crear este tipo de ambientes. Te encantará.





Te he convencido, verdad? mi alfombra la adquirí en westwing, si quieres hacerte con un descuento de 40€ en tu compra, pincha aquí.

Y si necesitas que te eche una mano dando un nuevo aire a algunas de las estancias de tu casa, una nueva decoración, o que te ayude con la elección de mobiliario, pásate por la sección de interiorismo online y te ayudaré a conseguir el espacio que tanto deseas. 



Quizás también te guste

0 comentarios

Y a tí, ¿Qué te parece?