Hartwood Tulum

junio 10, 2014

Alguna vez os he contado que uno de los Primeros chiringuitos que se montaron en Adra, (mi pueblo en Almería) lo montó mi padre, durante varios años llegaba la época y recuerdo como diseñaban el espacio...construían fuentes con luces de colores en medio de la pista ... y pintaban murales Increíbles alrededor de todo el chiringuito con gráficos y dibujos evocando al mar (que bueno Tener estos flashes de recuerdos ahora)
A ver si encuentro Fotografías de ellos y puedo enseñároslas.
Hoy es también día de chiringuito, y aunque no se encuentra precisamente en la costa de Almería, si no en Tulum ... las sensaciones de uno y otro, son prácticamente las mismas; el olor del mar ... la práctica del buen rollismo ... la libertad del tiempo sin horarios...
Hartwood Tulum en México tiene un poquito de todo esto ... y mucho más.
La sencillez se apodera del pequeño espacio donde las sensaciones son lo único que cuentan a la hora de trasmitirte  esa energía...la vegetación...la buena comida... coktails a media tarde... todo un lujo sin privilegios que se disfrutan en medio de la naturaleza.

¡Vacaciones ... que poquito nos queda para volvernos a encontrar!
Hoy acompaño esta entrada con algo de música... (obligatorio darle al play) os gustará ... a mi, me gusta empezar los días así.
Feliz Martes!













































Quizás también te guste

2 comentarios

  1. quiero que en mis vacaciones haya un chiringuito así! una piña colada por favor!!! :)
    qué bonito es tener todos esos recuerdos... un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sin duda en los chiringuitos reside el alma de la playa!! jejej
      Siiiii!!! la verdad es que si, si no fuera por los recuerdos...
      Besetes guapa!! gracias por pasarte!!

      Eliminar

Y a tí, ¿Qué te parece?